Inicio ::: Blog ::: Agosto 2020

Diferencias entre DDD, Event Sourcing y CQRS

#digitalizacion #buenaspracticas #aplicaciones #arquitecturas #microservicios

Publicado el 26/08/2020 por Alberto Hervías Garcia

Hace unas semanas mi compañero Gustavo Caro hacía un repaso de cómo han ido evolucionando las arquitecturas de aplicaciones y en este artículo voy a intentar resolver algunas dudas que surgen cuando nos enfrentamos a arquitecturas orientadas a eventos.

Las arquitecturas orientadas a eventos han crecido en popularidad en los últimos años, y aunque no son un concepto nuevo ya que existen referencias a la programación dirigida por eventos que se remontan a los 70s, sí que están ganando importancia debido a las últimas tendencias en ingeniería del software.

Empecemos por el principio, una arquitectura orientada a eventos (EDA del inglés Event-Driven Architecture) es un patrón distribuido de arquitectura donde diferentes actores se comunican mediante eventos en base a roles: productores y consumidores.

Utilizando este tipo de arquitecturas, las empresas implementan sistemas flexibles que se pueden adaptar a toma decisiones y cambios en tiempo real. Los eventos se capturan a medida que ocurren y permite que productores y consumidores de eventos compartan información sobre el estado y la respuesta en tiempo real.

Los componentes en este tipo de arquitectura están altamente desacoplados lo que facilita escalar horizontalmente. También hay que remarcar el hecho de que añadir nuevos consumidores es sencillo, ya que las integraciones no son punto a punto. En la parte negativa está el hecho de que, debido a la propia naturaleza desacoplada de la arquitectura, hay que ser cuidadoso con los componentes que formen parte y las dependencias entre ellos.

Existen múltiples conceptos alrededor de este tipo de arquitecturas que a simple vista pueden parecer similares, pero te das cuenta de que no lo son cuando indagas un poco más: eventos de dominio, Event Sourcing, CQRS…

En este artículo voy a intentar aclarar las diferencias entre esos conceptos. ¡Empecemos!

Eventos de dominio

En DDD (del inglés Domain-Driven Design), los eventos de dominio se usan para describir hechos de negocio que ocurren dentro del dominio. Estos eventos son relevantes dentro del bounded context pero también para otros bounded context, permitiendo integración entre diferentes dominios.

Una importante característica de estos eventos es que deben contener un alto valor semántico expresado en el lenguaje que hablen los expertos de dominio.

Si quieres profundizar en DDD te recomiendo el siguiente artículo.

Event Sourcing

Event Sourcing hace referencia a sistemas donde el estado de la aplicación completa es almacenado como una secuencia de eventos. Aquí, el termino evento se refiere al “cambio de estado”, no es solamente una “notificación”.

Las aplicaciones persisten los eventos en un Event Store, que es una base de datos de eventos. En lugar de almacenar el estado actual de la aplicación directamente campos de una tabla en la base de datos, los eventos son almacenados cronológicamente y pueden ser usados para reconstruir el estado actual en memoria si fuera necesario.

Como ya nos decía Martin Fowler en un post original del año 2005: “Event Sourcing ensures that all changes to application state are stored as a sequence of events”

CQRS

Command Query Responsability Segregation (CQRS) es un patrón por el cual se tienen estructuras de datos separadas para leer y escribir información. CQRS no tiene que ver estrictamente con eventos, ya que se puede implementar sin hacer uso de ellos, pero es bastante común que se combine CQRS con Event Sourcing.

CQRS Diagram by Martin Fowler

La justificación de usar CQRS es que, en dominios complejos, un modelo único de lectura y escritura puede resultar muy complicado y se puede simplificar separando los modelos. Este hecho puede resultar determinante si los patrones de accesos difieren de manera considerable, como por ejemplo muchas lecturas y muy pocas escrituras.

Conclusiones

Como hemos revisado en este artículo , las arquitecturas orientadas a eventos ofrecen numerosas ventajas, pero en contrapartida los patrones a seguir son algo más complejos que en otras arquitecturas y por tanto hay que pensar bien cuándo conviene hacer uso.

Una herramienta que nos puede ser de gran ayuda en este tipo de arquitecturas es un catálogo de eventos. A medida que la aplicación crece y el número de componentes es mayor, el flujo entre los componentes se hace más difícil de seguir, así como sus interacciones. En este punto es donde un catálogo de eventos cobra importancia.

En relación al tipo de eventos (domino / event sourcing), es importante tener una idea clara del propósito y semántica que cada uno lleva, y aunque no son exclusivos y en algún punto pueden tener la misma información, es una buena practica mantenerlos separados.

En general este tipo de arquitectura puede resultar muy útil y aunque quizás sea complicado implementarlo en un sistema completo, sí que su uso en partes específicas del sistema puede ofrecernos la flexibilidad y desacoplamiento que podemos necesitar.